A continuación, le proponemos una lista de consejos útiles para una mejor venta:

  • La primera impresión es la que cuenta; por lo tanto, le aconsejamos invertir un poco de tiempo y de dinero en decorar y presentar su propiedad. De esta manera, podrá incluso conseguir más dinero.
  • Deje que la luz natural entre en su casa abriendo las cortinas y ventanas, comprobando que dichas ventanas estén siempre bien limpias, sobre todo en los meses de verano, cuando el sol atraviesa las ventanas y es fácil ver si están limpias o no.
  • Los detalles más pequeños también importan. Compruebe que no haya pequeños defectos en las puertas, pomos, etc.; y sí los hay, escóndalos o repárelos. De esta manera, el posible comprador tendrá una mejor imagen de la casa y de ustedes.
  • Enseñe la propiedad estando lo más limpia posible, sin demasiados muebles ni decoración, puesto que puede distorsionar el espacio disponible.
  • Haga que cualquier espacio de almacenamiento destaque limpiando y dejando el máximo espacio posible en los armarios, trasteros, buhardillas, etc.
  • Asegúrese de que la cocina y los baños estén bien limpios y ordenados.
  • El jardín y la terraza deben estar lo más bonito posible, puesto que son uno de los puntos más importantes en una venta. Tienen que estar bien mantenidos, limpios y ordenados durante la venta. Esto significa que debe dedicarles tiempo al principio y luego mantenerlos cada semana.
  • Si tiene un animal doméstico, intente no tenerlo dentro de casa cuando el posible comprador viene a visitar su propiedad.
  • Intente airear su casa antes de que vengan a visitarla para que no haya olores. Si va a usar algún ambientador, es mejor escoger uno de olor neutro.
  • Importante: si tiene aire acondicionado o calefacción (dependiendo de la estación del año), póngalos en marcha para que haya una buena temperatura dentro de la casa. Asegúrese de que no esté ni demasiado caliente ni demasiado frío, el objetivo es que el comprador se sienta a gusto y cómodo, y que se quede el máximo tiempo posible en su casa.
  • Manténgase a un lado y deje que el agente inmobiliario haga su trabajo. Él sabe qué es lo que el cliente está buscando y puede sacar adelante las mejores cualidades de la casa.
  • El silencio es oro. Cuando el agente inmobiliario esté enseñando la propiedad, baje el volumen o apague la radio o televisión.
  • Evite que haya demasiada gente en su casa durante la visita puesto que podría resultarle incómodo al comprador.
  • Sea amable y educado, no intente forzar la conversación con los clientes. Si hay preguntas, será el agente inmobiliario quien las haga.
  • Deje que el agente haga su trabajo y negocie el precio, condiciones, fechas, etc.
  • Cita previa para ver su propiedad - el agente inmobiliario le avisará con suficiente antelación para presentar su casa correctamente.

Cuando su casa esté a la venta, lo más importante es convertir su casa en el “producto deseado”. Esto significa que debe crear la imagen de un estilo de vida que debe llamar la atención del cliente.

Todos los puntos mencionados anteriormente pueden hacer la diferencia entre vender y no vender.

Buscar

Hab.
WC