Cuando el comprador de una parcela es una sola persona, hay dos opciones, dependiendo del tipo de vendedor, que serían:

  • Si usted compra una parcela y el vendedor/constructor construye una casa para usted, entonces usted estará sujeto al 10% de IVA del proyecto.
  • Si usted solo compra la parcela (sin tener la obligación de construir en ella), entonces estará sujeto al 21% de IVA si el propietario es una empresa y al 10% si se trata de un particular. En definitiva, estará sujeto al 10% de IVA en caso de nueva construcción sobre la parcela.

Otros gastos a tener en cuenta a la hora de comprar una parcela son los gastos de notario y los impuestos sobre el Registro de la Propiedad (ambas son de un 0.5% aproximadamente).

Conviene aclarar las diferencias sobre su posición legal en un caso y otro:

  • Si usted compra una casa terminada (parcela y construcción), entonces se le considera un comprador/usuario, de conformidad con la Ley 57/1968, lo que le obliga al desarrollador a asegurar, ya sea por garantía bancaria o póliza de seguro, el dinero pagado en la cuenta.
  • Sin embargo, si usted compra una parcela y luego decide construir una casa en ella, entonces se le considera como su propio desarrollador.

Este es un punto importante puesto que las obligaciones y responsabilidades como comprador/cliente y como desarrollador son bastante diferentes.

  • Si usted compra una casa terminada (parcela y construcción) a través de una empresa, se le considera como cliente final y, por lo tanto, no es usted quien tiene la responsabilidad de obtener licencias, permisos, cédula de primera ocupación, etc.; tampoco será responsable de los problemas que puedan surgir debido a las regulaciones de planificación urbana. Su única responsabilidad es la de pagarle al desarrollador la cantidad de dinero acordada.
  • Sin embargo, si usted compra una parcela y luego decide construir una casa en ella, entonces se le considera como su propio desarrollador y, por lo tanto, usted será responsable frente a terceros de las regulaciones de planificación urbana, de la obtención de licencias y cédula de primera ocupación, etc. Cabe destacar que esto también implica cuestiones estructurales tales como grietas, hundimientos y problemas de humedad. Con respecto a estas cuestiones estructurales, si vende la propiedad a un tercero y siendo su propio desarrollador, será legalmente responsable frente a esta persona y se le considerará igual de responsable que aquellos implicados en la construcción (constructores, arquitectos, supervisores, etc.).

Si el comprador de una parcela es una empresa, dicha empresa podrá descontar el IVA del precio de la parcela y del coste de construcción de la casa.

Sin embargo, la empresa en cuestión deberá trabajar en calidad de empresa de construcción y hacerse cargo de una serie de obligaciones y responsabilidades como el registro con IAE, el IVA trimestral, el impuesto de sociedades, etc.

Esta guía es un breve resumen con información general, no se trata de un asesoramiento jurídico.

Buscar

Hab.
WC